Cuidarse Depende de Usted

Publicado en: Abr 21, 2020

” El autocuidado comprende todo lo que hacemos por nosotros mismos para establecer y mantener la salud, prevenir y manejar la enfermedad.” (OMS, 1998). Cuidarse durante la crisis por el virus COVID -19 depende de nosotros y en general ha provocado incertidumbres y temores en el mundo entero.

La información de los medios de comunicación sobre la pandemia que estamos viviendo actualmente, parecen interminables, la cual afecta la salud mental de algunas personas, especialmente de aquellas que han padecido de afecciones como la ansiedad, depresión y trastornos obsesivos –compulsivos (TOC).

Dedicarle excesivo tiempo a las noticias es comprensible, por el caos que estamos viviendo, pero esto puede afectar a aquella población que padece de problemas de salud mental. El miedo a que las cosas se salgan de control y el sentir de no controlar la incertidumbre son características frecuentes de los trastornos de ansiedad. Por esta razón es claro que muchas personas con ansiedad sientan que están ante un gran desafío.

La gran mayoría de los casos de ansiedad se basan en preocupaciones por lo desconocido y estar a la espera de que algo suceda como lo es el Coronavirus. Todo esto nos lleva a un interrogante ¿Cómo podemos nosotros dejar estos miedos y proteger nuestra salud mental durante el paso de la pandemia del Covid – 19?

Protegernos a nivel emocional durante la cuarentena

Buscando la manera de protegernos a nivel emocional durante la cuarentena. La Organización Mundial de la salud (OMS) divulgó consejos para proteger la salud mental durante el brote:

1. Reconozca las redes sociales como disparadores de ansiedad y evite creer en todos los mensajes que ve. Confíe únicamente en la información verificada, esta solo la encontrará en las autoridades médicas (Ministerios de Salud, Organización Mundial de la Salud) y gubernamentales (Presidencia, Gobernación, Alcaldía), así como en medios de comunicación con amplia trayectoria.

2. Relájate y recarga las pilas. Reserva tiempo para ti mismo. Aun unos pocos minutos de tranquilidad pueden refrescarte y ayudarte a calmar tu mente y reducir la ansiedad.

3. No confunda ansiedad con claustrofobia, dado que este último es el miedo irracional a lugares cerrados o restricciones de movimientos y requiere tratamiento psicológico y psiquiátrico, mientras que el primero es una respuesta conductual a la situación de aislamiento y carencia de salidas de ocio.

4. Recurra al ejercicio en casa: los juegos de mesa, el dibujo, la pintura, la escritura, la danza, la música, la meditación o la cocina como métodos para reducir la sensación de ansiedad o aburrimiento. Mover el cuerpo le será vital para no quedarse en el mundo de las ideas.

5. Adopte la premisa de vivir un día a la vez, lo ayudará a reducir la tensión y la incertidumbre desencadenada por la formulación de preguntas que buscan encontrar respuestas inmediatas que no están disponibles todavía.

6. Controle los periodos de revisión de los dispositivos móviles. Evite la dependencia informativa y reemplácela por actividades que beneficien su equilibrio al darle importancia no solo al plano mental, sino también al corporal, por ejemplo, al realizar estiramientos periódicos de sus piernas y brazos. Absténgase de observar redes sociales antes de la hora de dormir y, durante el día, póngase el límite de ver o leer noticias máximo tres veces.

7. No se quede en la cama todo el día ni se centre en pensamientos anticipatorios que puedan conducirlo a un estado de depresión. Báñese, use ropa limpia y mantenga su casa aseada.

8. Tome el silencio y la pausa como una oportunidad para sanar heridas internas o resolver asuntos pendientes. Evite discusiones innecesarias o controversias por asuntos políticos, religiosos o médicos. Dedique su atención únicamente a las actividades que lo hagan sentir bien.

9. Concéntrese en los pensamientos positivos. Elige enfocarte en las cosas positivas en tu vida en lugar de hacerlo en qué mal te sientes. Considera comenzar cada día haciendo una lista de las cosas por las que estás agradecido. Mantén un sentido de esperanza, esfuérzate en aceptar los cambios cuando se presentan, y trata de considerar los problemas en perspectiva.

10. Mantengase ocupado. Una distracción puede alejarte del ciclo de pensamientos negativos que alimentan la ansiedad y la depresión. Disfruta de pasatiempos que puedas hacer en casa, identifica un nuevo proyecto u organiza ese armario como te prometiste hacer algún día. Hacer algo positivo para controlar la ansiedad es una estrategia sana de afrontamiento.

De esta manera aprendemos estrategias para el autocuidado y buscamos el cuidado que necesitas para ayudarnos a protegernos a nivel emocional y afrontar esta situación. Estas medidas de autocuidado son buenas para la salud física y mental, y pueden ayudarnos a tomar control de nuestra vida. Cuida tu cuerpo y tu mente, y conéctate con otros para beneficio de tu salud mental.

Katherine Acuña

Katherine Acuña

Líder en la implementación exitosa de estrategias para la prevención de la accidentalidad en más de 200 empresas,. Especialista de Seguridad y Salud en el trabajo en organizaciones de clase mundial que operan siguiendo los más altos estándares internacionales. Apasionada por la innovación, la seguridad y la salud. Actual CEO- Fundadora de HSK Global Solutions.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares